viernes, 6 de marzo de 2009

FUNDAMENTOS DE PROSPECTIVA ESTRATÉGICA

El manejo de la incertidumbre es uno de los aspectos que más influye sobre las organizaciones para la toma de decisiones. Hay decisiones que pueden afectar el futuro de las organizaciones, y por ello se le denomina decisiones estratégicas. Una buena decisión estratégica, es aquella que genera mayor rentabilidad futura a la empresa, o mejor posición de mercado; por el contrario una mala decisión estratégica puede tener consecuencias más bien nefastas.

La incertidumbre normalmente depende de factores externos a la organización y por ello es de vital importancia que dichos factores puedan ser evaluados para prever su impacto futuro.

En el presente artículo, describiremos algunas herramientas con las que cuentan las organizaciones para el manejo de la incertidumbre en procura del futuro deseado, como lo son la prospectiva y la metodología de escenarios.


PROSPECTIVA ESTRATÉGICA


El Instituto de Prospectiva Estratégica de España (IPEE) citado por López (2008), define la prospectiva como “una disciplina con visión global, sistémica, dinámica, y abierta que explica los posibles futuros, no sólo por los datos del pasado sino fundamentalmente teniendo en cuenta las evoluciones futuras de las variables (cuantitativas y sobretodo cualitativas) así como los comportamientos de los actores implicados, de manera que reduce la incertidumbre, ilumina la acción presente y aporta mecanismos que conducen al futuro aceptable, conveniente o deseado”.

Vera (2007), menciona que existen herramientas de apoyo a la planificación y que una de estas es la prospectiva. En efecto siendo la planificación “el proceso de seleccionar información y hacer suposiciones respecto al futuro para formular las actividades necesarias para realizar los objetivos organizacionales” (Terry, 1961, p.195), y siendo la prospectiva una disciplina que analiza los futuros posibles, se constituye por este hecho, en una herramienta fundamental, por no decir indispensable en el proceso de planificación.

De acuerdo a Mojica (2006), para comprender el espíritu de la prospectiva estratégica es necesario diferenciar lo posible de lo probable. Lo probable, como algo ligado al pronóstico (forescasting), mientras que lo posible directamente relacionado con prospectiva, “que propone manejar o administrar la incertidumbre que se genera cuando observamos la realidad a través del lente de la complejidad”, o en otras palabras como “el arte de la conjetura”, el cual define como un proceso intelectual que trata de representar lo que puede suceder (futuro posible), pero que también agrega la subjetividad a través de deseos y anhelos (futuro deseable).

Mojica (2006), también afirma lo siguiente:

Para el “forescasting” existe un solo futuro que puede ser detectado mediante los paneles de expertos y la extrapolación de las tendencias. El futuro es visto, en consecuencia, como una realidad lineal que proviene del pasado y nos da indicios de su paso por el presente. Para la prospectiva, no existe uno sino muchos futuros. Por lo tanto, este planteamiento desconoce la linealidad como criterio para leer la realidad y adopta una percepción múltiple de ésta. Y al no privilegiar la percepción del futuro como una realidad única, necesariamente acepta la posibilidad de que allí ocurran múltiples situaciones, ya sea como evolución del presente, o ya sea como ruptura de éste.

Estas ideas nos llevan a conceptos como futuro probable, futuro posible y futuro deseable. El Diccionario de la Real Academia Española define el futuro simplemente como lo que está por venir. Así podemos decir que en el futuro probable, lo que está por venir tiene una probabilidad estadística de llegar. Respecto al futuro posible, podemos decir que en cierto modo engloba tanto lo probable como lo improbable, es decir, la posibilidad de que ocurra está allí y nada más. El futuro deseable, por el contrario, es aquel que anhelamos, pero que desafortunadamente no siempre es probable o posible, por ello la prospectiva pretende que el sueño fecunde a la realidad, y que el deseo y la intencionalidad sean fuente productora de futuro, Godet (2000).

La siguiente figura muestra algunas perspectivas desde las que puede mirarse el futuro.



Figura 1. Perspectivas bajo las cuales puede mirarse el futuro
Fuente: La Prospectiva y su aplicación en el proceso de toma de decisiones en el nivel estratégico, Mayor Sergio Horta Gallardo (s/f) citado por López (2008) en línea



Un ejemplo de que no siempre lo deseable es posible, o lo probable deseable, se resume en esta cita de Ortega (s/f), aludiendo a la compañía Royal Shell como la empresa pionera en el uso de la prospectiva:

La compañía petrolera Royal Shell fue la primera empresa multinacional que empleó la prospectiva en sus procesos de planeamiento en 1968, e identificó un escenario futuro probable, pero muy poco deseable, que más tarde efectivamente ocurrió: la crisis del petróleo del año 1973.

De la misma manera Ortega (s/f) citando a Van der Heijden (1998), plantea que al aplicar las técnicas de prospectiva, la empresa Shell pudo vislumbrar este escenario poco deseable y plantear planes contingentes que fueron empleados en su momento. Con los años, se demostró que el uso de la prospectiva “tuvo un impacto fundamental en la forma en que la empresa (Shell) en su totalidad atravesó la turbulenta década de 1970 y principios de la de 1980”.

Para finalizar estos conceptos sobre prospectiva, indicaremos cual es la diferencia que existe entre la prospectiva y la prospectiva estratégica, tomando como referencia a Godet (2000), quien asevera que la prospectiva por si sola responde a la pregunta ¿Qué puede pasar?, mientras que la prospectiva estratégica busca también respuesta a una segunda pregunta como lo es ¿Qué puedo hacer?. Mojica (2006) menciona lo siguiente, “con sobrada razón se ha dicho que la prospectiva habría estado condenada a permanecer en el ámbito especulativo si Michel Godet la hubiera provisto de un modelo y no hubiera consolidado el modelo con una sólida base matemática”. Por ello el autor se inclina hacia la prospectiva como la metodología o herramienta de manejo de futuro mas completa, por sobre otras menos utilizadas en planificación como el pronóstico, la predicción, previsión y proyección, de las cuales simplemente nos limitaremos a esbozar algunos conceptos como complemento a la presente investigación.

El Instituto de Prospectiva Estratégica de España (s/f), indica lo siguiente:

-La predicción es anunciar (por revelación, ciencia o conjetura) algo que ha de suceder, ya sea porque no se hace nada para evitarlo, ya porque la ocurrencia está condicionada a hacer algo.
-La proyección es la prolongación en el futuro de una evolución pasada de acuerdo con algunas hipótesis de extrapolación o de inflexión de tendencias. Una proyección sólo puede considerarse como una previsión si está basada en una probabilidad. En la práctica las proyecciones suelen ser más deseos proyectados u objetivos proyectados que verdaderas proyecciones.
-Previsión, planificación, pronóstico, predicción, proyección, son conceptos parecidos que se utilizan profusamente e inducen a la confusión terminológica.

También el Instituto de Prospectiva Estratégica, hace unas contundentes reflexiones del porque la prospectiva puede ser la herramienta de manejo de futuro más completa, estas son:

-La visión ha de ser global y no parcial o reduccionista. Muchas previsiones adolecen de visión global.
-Las variables a utilizar no pueden limitarse a las cuantitativas conocidas; además hay que manejar variables cualitativas (cuantificables o no) y aquellas que pudieran estar ocultas y que hay que descubrir.
-Las relaciones entre variables no son siempre constantes (parámetros) sino que pueden ser dinámicas porque la realidad evoluciona.
-En entornos de cambios, el pasado - por sí sólo - no explica el futuro. Por tanto, la extrapolación de los datos históricos para configurar el futuro no sirve.
-El futuro no es una línea única y cierta (supuesto de los modelos deterministas) sino múltiples líneas e inciertas.

Finalmente podemos concluir diciendo que la incertidumbre afecta la toma de decisiones en las organizaciones, por ello se hace necesario el uso de herramientas que permitan manejarla, desde este punto de vista la prospectiva se constituye como herramienta fundamental en la planificación. Sin embargo podemos decir que la prospectiva por si sola no siempre es la mejor herramienta para el manejo de incertidumbre en la planificación, porque el futuro deseable no siempre es posible y por ello también debe considerarse el uso de otras metodologías de manejo de incertidumbre como lo puede ser la metodología de escenarios.

La metodología de escenarios se constituye como un mecanismo para evaluar hipótesis y no como un medio para predecir el futuro, sin embargo es una herramienta poderosa, pues permite evaluar el futuro, desde la visión de lo posible, lo probable y también lo deseable.

REFERENCIAS

GODET, Michel (2000), La caja de herramientas de la prospectiva estratégica. Recuperado el 9 de Octubre de 2008 de: http://www.prospektiker.es/documentos/caja2000.pdf

INSTITUTO DE PROSPECTIVA ESTRATÉGICA DE ESPAÑA (IPEE) (s/f), Aproximación al futuro (II). Recuperado el 26 de Octubre de 2008 de: http://www.prospecti.es/prospect/aproxim2.htm

LÓPEZ, Jessica (2008). Aspectos Fundamentales de Prospectiva Estratégica. Recuperado el 9 de Octubre de 2008, de: http://es.geocities.com/jlopezhung/fase1/t5.html

MOJICA, Francisco (2006), Concepto y aplicación de la prospectiva estratégica. Recuperado el 24 de Octubre de 2008, de: http://www.umng.edu.co/docs/revmed2006/RMed2006art15.pdf

ORTEGA, Fernando (s/f), LA PROSPECTIVA: Herramienta indispensable de planeamiento en una era de Cambios. Recuperado el 25 de Octubre de 2008 de: http://www.oei.es/salactsi/PROSPECTIVA2.PDF

TERRY, George (1961), Principios de Administración, 1° ed., México: CECSA.

VERA, Ludwig (2007): LA PLANIFICACIÓN EN LA ARMADA VENEZOLANA DESDE LA PERSPECTIVA DEL PENSAMIENTO COMPLEJO. Recuperado el 9 de Noviembre de 2008, de: http://es.geocities.com/ludwigvera/fase3/ptd.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada